SINOPSIS

Tres actrices representan a tres mujeres jóvenes de países diferentes que se ven obligadas, por diferentes motivos, a abandonar sus lugares de origen. Las tres tienen el mismo nombre con pequeñas variaciones idiomáticas: Anka, procedente de los Balcanes, Ana del Brasil y Hannah de los países árabes.

La historia de cada una de ellas es contada e interpretada por las tres actrices y narrada escénicamente a partir de elementos puramente teatrales como el Clown, el bufón, la máscara y el teatro de objetos. Un formato teatral abierto a elementos simbólicos, ausente de acritud pero sin rehuir ninguno de los temas más controvertidos siempre adaptados a la percepción infantil.

 

 

LA CRÍTICA HA DICHO


Rafel Gallego, 21 de marzo del 2016 en Fanteatre

Varias decenas de funciones, en las islas y también en la Península, pero por encima de todo las caras de satisfacción al acabar las representaciones, y de asombro en algunos casos,  avalan un montaje redondo. Una propuesta útil para el espectador adulto, pensada para un público infantil pero que trata a los niños como lo que son: personas permeables a los conflictos que les rodean. Unos dramas que en ocasiones son cercanos, que a veces les llegan filtrados por las imágenes de los mass media, de las redes sociales, de la oralidad de los adultos… pero que indefectiblemente acaban por influir en nuestra realidad.

El exilio forzado – por las guerras, por la miseria, por la destrucción de su propio entorno-, el patriarcado que ahoga, maltrata, el racismo. Las dobles, triples, discriminaciones; aquellas que sufren las mujeres por su propia condición, y por ser pobre y inmigrante. Todo encima de las espaldas de tres magníficas actrices que narran, con el tono de los cuentos bien contados, que dominan el clown y  las máscaras, que cantan y bailan y boten y corren y se transforman. Tres historias, tristes en el planteamiento, luminosas en su relación con la esperanza. Tres relatos que fluyen en una escenografía imaginativa, acompañada de originales objetos, que se transforman, sorprendiendo… Tres retratos en uno: que no disimula la dialéctica, que plantea la denuncia, pero que al mismo tiempo proyecta  valentía, ganas de superación, solidaridad… el optimismo necesario para no naufragar en el mundo líquido en el cual vivimos –como sostiene Zygmunt Bauman -. Un rato de buen teatro para todas las edades que también remueve conciencias.